Eco internacional del trabajo sobre publicidad engañosa de los profesores de la URJC Clara Muela y Salvador Perelló

Más de 60 medios de comunicación nacionales e internacionales se han hecho eco del estudio de los profesores de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) Clara Muela y salvador Perelló sobre la publicidad engañosa en radio de productos relacionados con la salud, que bajo el título “La publicidad con pretendida finalidad sanitaria en la radio española. Un análisis empírico por tipo de emisora”, publicado en la revista Comunicación y Sociedad. El informe concluye que «buena parte de la publicidad radiofónica de productos relacionados con la salud vulnera la legislación vigente».

Los profesores Muela y Perelló han analizado una muestra de 430 cuñas diferentes difundidas un total de 1.664 veces por las principales emisoras de radio generalista y temática en España durante el año 2009. El estudio relaciona esta muestra con el artículo 4 del Real Decreto (1907/1996) sobre Publicidad y Promoción Comercial de Productos o Servicios con pretendida finalidad sanitaria que determina los criterios de veracidad sobre salud en publicidad.

Según sus resultados, la publicidad engañosa relacionada con la salud se distribuye en 4 de las 22 categorías en que se clasifica el sector: alimentación, bebidas, belleza e higiene y la propia de salud. El tipo de engaño más frecuente hace referencia a productos que supuestamente proporcionan seguridad de alivio o curación.

Al analizar la muestra acumulada de cuñas emitidas, se han identificado un total de 909 engaños relacionados de forma directa con productos que integran la categoría ‘salud’, que suponen el 75,94% del total de engaños identificados (1.179). En segundo lugar queda la categoría ‘belleza e higiene’, que acumula 251 mensajes ilícitos, un 20,97% del total. La categoría ‘alimentación’ presenta el 2,92% de este tipo de engaños, con 35 ilícitos, mientras que en ‘bebidas’ solo se encuentran dos ilícitos en el total de las 54 cuñas emitidas, lo que supone un 0,17% del conjunto de engaños de salud identificados.

“Hay que tener en cuenta que una misma cuña puede presentar más de un contenido ilícito de los recogidos en el Real Decreto, y de hecho es muy habitual que así sea”, asegura Clara Muela.

En España existen organismos de autorregulación publicitaria a los que el consumidor puede acudir si detecta este tipo de comportamientos ilícitos. Sin embargo, la profesora Muela afirma que sus decisiones no son vinculantes para todos los anunciantes y que las multas económicas son inexistentes.

“Si se compara nuestro organismo regulador con el del Reino Unido, por ejemplo, las sanciones son más disuasorias y pueden penalizar incluso a los medios de comunicación que emiten publicidad engañosa con retirarles las licencias de emisión o publicación”.

En el medio radiofónico, en el año al que está referida la muestra del estudio (2009) tan solo se denunciaron y resolvieron cuatro reclamaciones en España mientras que en Inglaterra la cifra alcanzó las 444. En Reino Unido, el organismo regulador es Advertising Standards Authority (ASA), independiente del gobierno y de la industria. En nuestro país existe Autocontrol, la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial, sin ánimo de lucro y formada por los principales anunciantes, agencias y medios de comunicación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: