Investigadores de la URJC colaboran con expertos italianos en el estudio de los terremotos de Lorca y Emilia Romagna

Los terremotos de Lorca (mayo 2011) y Emilia Romagna (mayo 2012), con unas magnitudes de 5.1 y 6.1 en la escala de Richter, respectivamente, son el tipo de terremotos más comunes a los que se enfrenta Europa. Así, presentan moderada o baja magnitud, afectan a zonas intensamente pobladas, con importantes patrimonios históricos e industriales, y la población de la zona no se encuentra concienciada sobre este tipo de riesgo natural.

Por ello, investigadores españoles (URJC, IGME, UAM, UCM) e italianos (Istituto Nazionale di Geofisica e Vulcanologia, Istituto Superiore per la Protezione e la Ricerca Ambientale) se han puesto manos a la obra con el fin de estudiar estos dos ejemplos de libro sobre deformaciones y efectos de campo cercano asociados a un evento sísmico, y que permiten correlacionar los efectos geológicos y arqueosísmicos con la intensidad sísmica, así como con parámetros propios del terremoto, como magnitud, profundidad, geometría de la falla, etcétera. “Los terremotos tienden a repetirse con una periodicidad en una zona que está condicionada por el ciclo de rotura de las fallas que los generan. Por eso es tan importante conocer cuál es la historia sísmica de una falla y tener el catálogo más completo posible sobre los terremotos que han ocurrido en una región. Sin embargo, a diferencia de los grandes terremotos como los de California o Japón, cuando estos son de baja a moderada magnitud, el estudio de las fallas es complicado porque no suelen romper la superficie terrestre y, por lo tanto, son difíciles de identificar.

Además, los efectos que generan los terremotos, por su carácter efímero, necesitan ser catalogados y estudiados con urgencia antes de que sean erosionados, destruidos por el laboreo del campo o simplemente sean eliminados tras las etapas de reconstrucción”, afirma Fidel Martín, investigador en la Universidad Rey Juan Carlos.

Hasta ahora, los principales efectos geológicos que se han estudiado son licuefacciones (comportamiento líquido que experimenta la arena empapada en agua, y que al ascender hacia la superficie rompe canalizaciones, asfalto o cimentaciones) y numerosas fracturas en el terreno. En Lorca fueron especialmente abundantes las caídas de bloques y deslizamientos en las laderas de las montañas cercanas. Y en ambas localidades fueron muy importantes los daños en las construcciones y en el patrimonio histórico, destacando en el caso italiano el colapso de naves industriales, torres y frontones de iglesias, y edificios de más de tres alturas.

Fundamental para prevenir catástrofes futuras

La razón del reconocimiento y estudio de los efectos de un terremoto a posteriori se debe a que permite entender cómo se comportarán las edificaciones y prevenir sus consecuencias cuando vuelva a producirse otro terremoto. Este hecho cobra mayor importancia en zonas como la del territorio español en las que los periodos de retorno de los terremotos suelen exceder el registro instrumental (elaborado con sismógrafos), ya que es difícil obtener una buena historia y catálogo de cuándo ocurren los terremotos. De esta forma, en España los terremotos suelen estar espaciados por largos periodos de tiempo, lo que implica que no se puedan estudiar sólo con sismógrafos sino que haya que recurrir a sus efectos sobre el terreno o edificaciones en épocas pasadas para poder completar el catálogo sísmico y ofrecer una idea más real y fiable de la peligrosidad.

Las técnicas utilizadas para el estudio de terremotos pasados son la paleosismología o la arqueosismología. La primera estudia la fuente del terremoto, que es la falla, para estudiar la magnitud máxima esperable. La segunda técnica completa a la anterior y recupera información de terremotos en lugares donde existían construcciones humanas. Es decir, se trata de conseguir conocer a fondo cuáles son los efectos que generan los terremotos característicos de una región y prevenir futuras catástrofes a través por ejemplo, de mejorar las construcciones para que sean capaces de resistir los efectos de este tipo de catástrofe natural.

Las primeras conclusiones que se están obteniendo en esta investigación indican que los efectos de los terremotos sobre las edificaciones en las localidades más cercanas al epicentro están fuertemente orientados según la sacudida al paso de las ondas sísmicas y que está relacionado con el tipo de falla que genera el terremoto. De esta forma se pueden planificar las actuaciones de reconstrucción tras un terremoto y se podrían establecer en el futuro actuaciones en las edificaciones que tuvieran en cuenta esa dirección de sacudida y evitar los mayores daños sin necesidad de reforzar o reconstruir completamente los edificios.

Investigadores de la URJC, premiados por un trabajo sobre los beneficios clínicos de los videojuegos en pacientes con Esclerosis Múltiple

“Levántate y juega “es el título el artículo que describe la investigación sobre Telerrehabilitación en el tratamiento de las alteraciones del equilibrio en la Esclerosis Múltiple, mediante videojuegos (Kinect XBOX 360; Microsoft), llevada a cabo por investigadores de la Universidad Rey Juan Carlos, que ha sido premiado por la revista Muy Interesante como el mejor proyecto científico.

Se trata del proyecto de tesis doctoral de Rosa Ortiz Gutiérrez (doctoranda de la URJC), dirigido por los profesores de la Facultad de Ciencias de la Salud, doctores Fernando Galán del Río y Roberto Cano de la Cuerda, en colaboración con el doctor Juan Carlos Miangolarra Page (Vicerrector de la URJC), el doctor César Fernández de las Peñas (Director del Departamento de Fisioterapia, Terapia Ocupacional, Rehabilitación y Medicina Física de la URJC) y el doctor Domingo Palacios Ceña.

El premio valora la calidad científica del proyecto, su aplicabilidad de clínica mediante el uso de nuevas tecnologías (videojuegos) y los beneficios clínicos para los pacientes con Esclerosis Múltiple. El premio ha sido recogido por miembros del equipo investigador en un acto celebrado en el Matadero de Madrid.

La URJC, primera Universidad de Madrid en colocar a sus titulados, según un informe de la Comunidad

El 53% de los titulados en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) firma su primer contrato antes de que se cumplan seis meses desde que acabaron la carrera. Tras ella, la que se sitúan, la Universidad Carlos III (48,9%), la Autónoma (46,8%), la Politécnica (46,2%), la de Alcalá (43,3%) y la Complutense (27%), según un estudio de la Comunidad de Madrid (CAM).

Estos datos se desprenden del informe Panorama Laboral, que ha elaborado la Comunidad de Madrid entre los cerca de 50.000 graduados en las seis universidades públicas de Madrid en los tres años posteriores a la terminación de sus estudios. En concreto se estudia la trayectoria laboral de los alumnos que obtuvieron su titulación en los cursos 2005-2006 y 2006-2007.

En cuanto a la adecuación de los estudios con el empleo logrado, los titulados en la Politécnica son los que encuentran un trabajo más acorde a su formación (55,3%). A continuación, aparecen la Carlos III (44,5%), la Autónoma (43,2%), la de Alcalá (41,1%), la Universidad Rey Juan Carlos (35,2%) y la Complutense (35%).

El trabajo revela que en la Comunidad de Madrid, tres de cada cuatro estudiantes que finalizaron sus estudios entre 2006 y 2007 firmaron su primer contrato de trabajo en menos de tres años.

Según los datos que la consejera de Educación, Lucía Figar, ha hecho llegar centros educativos de Secundaria, universidades e instituciones públicas para que los alumnos dispongan de información a la hora de elegir sus carreras, el 72% de los recién licenciados en la CAM firma un contrato de trabajo en menos de tres años. Más de la mitad de ellos, (54%) accede a un trabajo acorde con sus estudios y cerca de la mitad de estos lo hacen con un contrato indefinido.

La URJC prueba los nuevos equipos para la retrasmisión en Alta Definición de los Juegos Olímpicos de Londres

A muchos lectores les sonará familiar el acrónimo EBU. Si, es el que parece en las retransmisiones de Eurovisión. La Unión Europea de (Radio-) Difusión (European Broadcasting Union), además de organizar los festivales de Eurovisión, es la mayor asociación de radiodifusores nacionales del mundo. La EBU promueve la cooperación entre los organismos de radiodifusión de los países europeos de forma que se facilite el intercambio de contenidos audiovisuales. La EBU trabaja para asegurar que en Europa se toman las decisiones adecuadas en el ámbito de la difusión de la televisión, tanto en lo que respecta a cuestiones organizativas como a cuestiones técnicas. La EBU es la responsable de ofrecer a los televidentes europeos la señal de los Juegos Olímpicos en unos días. Retrasmitirá la señal a sus 74 miembros en 56 países de Europa y sus alrededores. Los preparativos están en marcha en el International Broadcast Centre (IBC) en Londres, donde la EBU y sus miembros ocupan más de un kilómetro cuadrado de superficie.

La EBU retransmitirá hasta 12 señales simultáneas de eventos diferentes hasta 13 horas al día de forma que los miembros de la Unión puedan seleccionar la programación que les interese de entre los 40 deportes que se ofrecen.

Recientemente el presidente de la EBU, Jean-Paul Philippot, ha dicho: “La EBU proporcionará una señal confiable, sin distorsión alguna y con la mejor calidad de todos los deportes en directo, y es un honor para mí ser capaz de demostrar esto en los Juegos Olímpicos de Londres 2012”.

En este contexto, desde el pasado 29 de mayo, y hasta el 14 de junio, un grupo de profesores de la URJC junto con otros ingenieros con amplia experiencia en el sector audiovisual han estado evaluando las prestaciones de un conjunto de equipos de televisión digital de alta definición. Esta evaluación es necesaria para que los equipos medidos puedan utilizarse en los Juegos Olímpicos de Londres el próximo mes de Julio. Los equipos que han estado en el Laboratorio II del campus de Fuenlabrada son unos codificadores de televisión digital de alta definición (DTV-HD) de última generación.

Los equipos evaluados son codificadores/compresores y decodificadores de televisión digital de alta definición (DTV-HD) de los fabricantes NTT, ATEME, SAPEC, NEVION y Ericsson, y un sistema de análisis de calidad y de la eficiencia de compresión con capacidad de monitorización remota de la calidad de la retrasmisión del fabricante TEKTRONIX.

Dada la relevancia de la información obtenida, fue necesario la firma de un Non-Disclosure of Confidential Information por parte de los profesores involucrados, a que de las conclusiones del informe elaborado depende en gran medida la decisión que tomará la EBU para equipar sus infraestructuras de red que permitirán la transmisión de los próximos JJOO, lo que implica una fuerte inversión económica por parte de la EBU y un gran prestigio para el fabricante que sea seleccionado como proveedor de los equipos.

La Unión Europea de Radio-Difusores ha elegido a la Universidad Rey Juan Carlos para la realización de estas pruebas. Así mismo, la EBU se ha hecho cargo de todos los gastos ocasionados con el transporte de los equipos, de forma que la universidad no ha tenido ningún gasto con estas pruebas, más allá de las horas de dedicación de su profesorado y personal auxiliar.

El X concurso “Química, Ciencia y Sociedad” ya tiene premiados

Un año más los Departamentos de Tecnología Química Ambiental y Tecnología Quimíca Energética han premiado a los mejores alumnos de bachillerato que el pasado 15 de mayo se acercaron al campus de Móstoles de la URJC a celebrar la X Edición del Concurso “Química, Sociedad y Medio Ambiente”. Se trata de estudiantes de química que han cursado este año la selectividad y que llegan de institutos y colegios de la región de Madrid y Castilla La Macha.

El objetivo es promocionar la ciencia entre estos jóvenes y para ello los participantes que han atendido esta X edición de un concurso, respondieron a 45 preguntas tipo test relativas a cuestiones generales de química, así como aspectos industriales, medioambientales y sociales de la materia El primer premio consiste en un diploma, una enciclopedia y 600 euros.

El segundo, en un diploma y 400 euros; el tercero, se reconoce con un diploma y 200 euros; y el cuarto y quinto, con un diploma y cien euros.

La Editorial Anaya y Kottermann Systemlabor S.A. son las empresa colaboradora que además de cofinanciar los premios, regala a todos los participantes libros no sólo de ciencia si no de todos los ámbitos de conocimiento para que nadie se vaya con las manos vacías. Los premiados de esta octava edición, en la que han participado más de 150 estudiantes procedentes de 65 centros, han sido Antonio Muñoz Chamorro del Colegio S.M. del Pilar, Patricia Serrano Pérez del Colegio S. M. del Pilar, Arturo Hernández Marttín, del I.E.S La Serna, Elena Pérez Galende, del Colegio Amanecer, Iván Martínez Redondo del IES Mariano José de Larra, Lucía Mar Girón Rosenvinge, del Colegio Estudio, Daniel Menéndez Romero del I.E.S Clara Campoamor, Nuria Lafuente Gómez, del IES Clara Campoamor, Clara Álvarez Luna, del IES Mariano José de Larra y Roberto Flores Ridao del IES Cervantes.

La URJC gana un “Aula patrocinada por Steelcase”

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha ganado el equipamiento e instalación gratuita de un aula dotada con elementos de mobiliario y material audiovisual donada por la empresa Steelcase. El premio es el resultado de un sorteo promovido por el departamento de educación superior de Steelcase en la última edición de Interdidac.

El equipamiento de un aula completa comprende 32 sillas Steelcase Node, una pizarra interactiva Polyvision Eno y un proyector, una mesa móvil y una silla para el profesor, así como un elemento móvil para soportar el portátil y demás instrumentos de electrificación del aula.

El aula Steelcase ha sido instalada en el Campus de Fuenlabrada y su entrega ha tenido lugar en un acto presidido por el Vicerrector de Profesorado, Titulaciones, Ordenación Académica, Coordinación y Campus, Fernando Suárez, quien recibió la donación del Presidente de Af España y Portugal Alejandro Pociña.

Aprueban la Selectividad el 89,87% de los alumnos presentados en la URJC

El 89,87% de los 2.012 alumnos presentados a las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU), conocidas como Selectividad, en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) las han superado, según datos facilitados hoy por vicerrectores de alumnos de las seis universidades públicas de la Comunidad de Madrid: Alcalá, Autónoma, Carlos III, Complutense, Politécnica y Rey Juan Carlos.

En la URJC se habían matriculado 2.127 alumnos, el 98,82% (2.012) de los cuales concurrieron a las pruebas. Asimismo, realizaron la prueba específica, que se elige para tratar de incrementar la calificación y poder acceder a titulaciones con notas de corte más elevadas, un total de 2.365 alumnos, 262 de ellos procedentes de ciclos formativos de Grado, que solo se presentaban a esta prueba.

En el conjunto de todas las Universidades, han aprobado las PAU el 91,6% de los 25.651 presentados y, como el curso anterior, las tasas de éxito son más altas en las mujeres (54,81%) que en los hombres (45,19%). El número de alumnos presentados era también menor que el de alumnas, 11.532 y 14.119, respectivamente.

Por universidades, la Complutense registra el mayor índice de aprobados (93,16%), seguida de la Autónoma (92,47%), la Carlos III (91,58%), la Rey Juan Carlos (89,87%), la de Alcalá, con un 88,87% de aptos, y la Politécnica, con un 88,65%.

Los alumnos que estén en desacuerdo con los resultados podrán solicitar en el plazo de tres días hábiles (hasta el martes 26 de junio inclusive) una segunda corrección, que puede incluso bajar la nota, o una revisión de los ejercicios que nunca harán bajar la nota.